Ventajas de la mediación:

La mediación es un nuevo camino hacia resolver los conflictos: es muy ágil, porque permite hablar, escuchar y ser escuchado, también de lo que no está escrito en los documentos. Totalmente confidencial, más rápida que la justicia ordinaria y tiene la misma validez que una resolución judicial.

 

Acudir a la mediación para resolver un conflicto con cualquier Administración garantiza una solución más sencilla, rápida y eficaz. Además, son las propias personas afectadas quienes deciden por sí mismos qué solución adoptar, sin que un tercero, como un juez que no les conoce de algo, decida por ellos.

La mediación psoibilita fórmulas flexibles de resolución de conflictos, hacia que las dos partes queden satisfechas. Por tanto, ambas partes ganan, no hay un ganador y un perdedor.

La mediación es posible antes de que el conflicto se enquiste, e incluso cuando ya está en fase judicial.

La persona que realiza la mediación ha de tener claro qué es lo que sucede. Ha de considerar la dinámica persona/problema, identificar las emociones y las conductas, atendiendo a desde dónde se genera el conflicto y qué desean lograr las personas de la situación conflictiva.

El mediador facilita que las partes lleguen al acuerdo, el mediador no decide el acuerdo.

 

 

 

 

 

imagen.4.jpg